Como llegar a Sóller
Como llegar a Sóller

Tras romper con su ancestral aislamiento por carretera en 1997 con la apertura del túnel, Sóller es el destino final para aquellos que buscan la tranquilidad a pocos kilómetros de Palma. Situado a tan solo 20 kilómetros de la capital, el valle de Sóller dispone de una moderna red de carreteras que lo conectan con el resto de la isla. El municipio se encuentra a tan solo veinte minutos del aeropuerto. A Sóller se puede llegar por la carretera Ma-10 que atraviesa perpendicularmente la Serra de Tramuntana enlazando todos los municipios de la comarca como son Valldemossa, Deià, Sóller o Fornalutx. La conexión más rápida con la capital de la isla se realiza a través de la carretera Ma-11. Para los que buscan llegar pronto está el túnel mientras que para los que buscan contemplar el paisaje de olivos y encinares, la ruta viene marcada por las curvas del Coll de Sóller.

Dada la vocación marinera del Port, Sóller cuenta con varias líneas marítimas con los puertos y calas más próximos de su entorno en la escarpada costa norte mallorquina, trayectos que se cubren con las embarcaciones denominadas “golondrinas”. Si la opción es hacer un viaje al pasado con marcado carácter romántico, ello pasa por llegar a Sóller con su ferrocarril e ir al puerto a bordo del flamante tranvía de época. Varias líneas de autobuses confluyen en Sóller, municipio que además dispone de servicio propio de taxis.
Como moverse en Sóller

Una vez que se ha llegado a Sóller el mejor medio de locomoción para desplazarse hasta el puerto es a bordo del tranvía con vagones de época. Desde el año 1913 este peculiar tren urbano cruza los huertos de naranjos y las villas del extrarradio para cubrir en media hora y a una velocidad moderada los cinco kilómetros que separan el núcleo urbano del Port. La estación terminal del tranvía se sitúa a escasos metros de la zona de Santa Catalina, el barrio pesquero por excelencia de Sóller que con sus estrechas y empinadas callejuelas y escalinatas constituye el casco antiguo del puerto que durante los últimos años ha sido objeto de un delicado proceso de restauración y mejora. Para los que prefieren tierra firme es visita obligada ir a Biniaraix y a su vecino Fornalutx. Los mejor aliados para hacer la excursión son la mochila y el calzado deportivo. Al ser un valle relativamente pequeño las distancias a cubrir pueden realizarse fácilmente a pie lo que permite al visitante contemplar con detenimiento el paisaje urbano y los frondosos huertos de naranjos. Mención especial merecen las estructuras urbanas del caserío de Biniaraix y del vecino municipio de Fornalutx.

En Sóller pueden realizarse varios itinerarios culturales y paisajísticos. Además puede practicarse el senderismo de montaña gracias a diversas rutas abiertas al público en general, con un nivel de dificultad medio. Con las panorámicas que ofrecen estas excursiones sobre el conjunto del valle desde variados ángulos y perspectivas, se puede caminar por grandes olivares construidos sobre terrazas de piedras (los marges) y los bosques de encinas que coronan las cimas. Los paseos y excursiones por Sóller conducirán al visitante por los más bellos rincones del famoso valle de los cítricos. Recorriéndolos descubrirá el suave perfume del azahar en primavera, el inconfundible sonido de las cigarras en verano, los cálidos atardeceres en otoño, y el rugir de las olas rompiendo sobre los acantilados, durante el invierno.

Partiendo desde la Plaça de la Constitució, plaza donde se halla ubicado el Ayuntamiento, se dirigirá hacia la calle de Bauça en dirección a la Plaça d'Amèrica para dirigirse hacia la calle Cetre y posteriormente acceder a la carretera comarcal Ma-11 que comunica Sóller con el Puerto de Sóller. Una vez en dicha carretera comarcal, se llegará, al acceso del puerto por la boca sur del túnel de nueva construcción, denominado de Sa Mola, o bien se dejará dicho acceso a su izquierda, circulando por la parte inferior del mismo, en dirección a la playa denominada den Repic. Llegando a la altura de la zona portuaria, desde el interior del túnel, podrá estacionar su vehículo en el aparcammiento de la calle Lepanto, situado a la izquierda de la primera rotonda que se va a encontrar, el cual dispone de una capacidad superior a las 150 plazas. *Recorrido*: 3.800 km. *Tiempo* 7 minutos. Si la dirección elegida es a la Platja d'en Repic, una vez en la ruta perfectamente señalizada, que transcurre por la parte inferior de la boca sur del túnel de Sa Mola, accederá a la Ma-113 que le permitirá llegar hasta la reseñada playa, pudiendo estacionar gratuitamente en el primer aparcamiento o bien optar por el estacionamiento regulado junto a la misma playa. *Recorrido*: 3,500 km. *Tiempo*: 5 minutos.
Bookmark and Share