Gastronomía
Gastronomía
Fruto de una compleja historia de vaivenes y dominios de civilizaciones ancestrales, la gastronomía mallorquina reúne el poso de todas las culturas que han modelado su personalidad. Seguramente por ello la variedad es una de sus señas de identidad. No faltan en la cocina de la isla ni los platos cimentados en la riqueza de sus legumbres, ni los que tienen en el mar y en su pescado el fundamento de su exquisitez, ni los que han hecho de la carne la fuente de sus espléndidos sabores. En Sóller existe una amplia oferta de restaurantes donde el visitante puede saborear los platos más sabrosos de nuestra comarca. En la ciudad hay varios "cellers" y restaurantes con carácter donde su especialidad son los platos tradicionales de la Mallorca popular. En el Port, en cambio, la oferta gastronómica está vinculada al mar. Existe un amplio abanico de restaurantes adaptados a todo tipo de bolsillos. Los platos que no deben dejar de saborearse son los confeccionados con las gambas y los calamares típicos de Sóller capturados por las embarcaciones pesqueras con base en el propio puerto.
Platos típicos
En todos los restaurantes del municipio la carta contiene platos tan tradicionales como las sopas mallorquinas o el frito de cerdo, que son la delicia del paladar. Para el postre nada mejor que la ensaimada mallorquina que puede servirse sola o rellena de crema, nata o cabello de ángel. En la gastronomía local no pueden dejar de saborearse los embutidos que se elaboran en Sóller de forma totalmente artesana, como la sobrasada, los botifarrons o el paté de cerdo. Tras su degustación nada mejor que comerse una rica naranja cultivada en el valle, el licor que se elabora con esta fruta o el peculiar dulce que sólo se elabora en Sóller: las “garrovetes del papa” hechas a base de yema de huevo y azúcar. Sóller es, además, sinónimo de aceite de oliva virgen con la calidad reconocida que ofrece la Denominación de Origen Oli de Mallorca.
Bookmark and Share